Menú
Comuni­cación

¿Qué es comunicación? Dices mientras clavas tu pupila en la pantalla del ordenador. Pues desde el texto de tu último post de Instagram hasta el mensaje del vinilo en tu escaparate. Y es que la estrategia siempre es importante, y también cuando hablamos de palabras.

Hablemos

Infania.org: el poder de la comunidad digital

Más de ocho años llevamos trabajando con Infania. Infania es una cuenta donde hablamos, principalmente, sobre acogimiento familiar de niños, niñas y adolescentes. Es decir, es de una naturaleza compleja, delicada, comprometida y sensible. Comunicar para esta cuenta es un equilibrismo constante: debes elegir las palabras adecuadas porque cualquier matiz puede dar lugar a confusión. Y a eso hay que unirle la gestión de su comunidad digital. Hablamos de un reto que da muchos quebraderos de cabeza y que, sinceramente, me encanta resolver.

En estos ocho años, no solo ha cambiado la forma de consumir información, sino que nos hemos tenido que enfrentar a los múltiples cambios de META y su dichoso algoritmo, también llamado tragaperras, que claramente beneficia a las cuentas que más dinero invierten. Infania es una entidad con fines sociales, por tanto, no puede invertir constantemente en social ads. Sin embargo, si tenemos que hablar de una comunidad con éxito, sin duda alguna, elegiríamos la que hemos conseguido en Infania.

Un momento, pensarás, ¿me estás diciendo que tienen una buena comunidad y que no hacen compra publicitaria de redes? Oh, yes! La inversión siempre ayuda, pero no siempre es posible. Y, entonces, ¿cómo consigues seguidores? Si crees que tener una gran comunidad es tener miles de seguidores, ya puedes ir diciendo hastaluegomaricarmen. Pero mejor no te vayas y sigue leyendo.

¿El número importa? Pues, sí, reina. Pero más que el número de followers o “me gusta” es el porcentaje de engagement. Y aquí, si me lo permiten, hay muchas cosas que los números no te dicen. Si tu estrategia es lanzar un par de sorteos por semana y meterle bien de patrocinio a los contenidos, sí, probablemente conseguirás que mucha gente comente en tus redes. Ahora bien ¿quién hace esos comentarios y qué es lo que comenta? Su participación será como cuando te ponen los caprichitos en la caja del supermercado: te llaman la atención, se te antoja y te lo llevas. ¿Los compras habitualmente? No. ¿Eres fiel a una marca? Tampoco. ¿Los volverías a comprar? No sabes. ¿Qué beneficios te ha aportado? Satisfacción momentánea y fin. Si me apuras hasta una poquita de culpabilidad extra para la saca, como si no tuviéramos ya de sobra.

Hay muchas cosas que los números no te dicen

Los números están bien, nadie dice lo contrario. Trabajamos con estadísticas y son muy necesarias. Ahora bien, un número no te diferencia un “nice pic” de cuando una usuaria te ha contado una experiencia personal a corazón abierto. Está en tu mano el pillarle el pulso. Si alguien hace esto y tú le das a like y le dices “gracias por tu comentario” la has cagado, darling.

Que alguien, de manera desinteresada, se sincere en tu red social y cuente sus miedos, sus expectativas, sus experiencias y sus vivencias es orito puro. No lo puedes dejar pasar, hay que agradecerlo de manera personalizada, escuchando lo que realmente dice y actuando en consecuencia. ¿Nos ayuda a desmitificar el acogimiento familiar? Hay que darle un espacio propio. ¿Nos ayuda a sensibilizar a otras personas? Compartámoslo. ¿Visibiliza esta medida tan desconocida? Se lo hacemos saber. Y así podríamos seguir hasta un sinfín de comentarios. Que, por cierto, no han llegado solos.

No es oro todo lo que reluce

Te podemos asegurar que en Infania nos llegan comentarios de todo tipo. Y cuando decimos de todo tipo es DE TODO TIPO. En esta comunidad digital hay quien piensa que, al tratarse de una cuenta con fines sociales, todos los mensajes serán de apoyo y buenos deseos. Sin embargo, como decimos, se trata de una cuenta de una naturaleza compleja donde, en más de una ocasión, se nos han revuelto las tripas antes de empezar a gestionar según qué ‘confidencias’, por llamar de alguna manera a algunos mensajes que recibimos de esta comunidad digital. Este tipo de mensajes te ponen el día del revés, por no decir la vida, pero también ahí hay que saber gestionar desde el respeto. Esto también suma.

¿Por qué ha funcionado esta comunidad digital sin inversión?

El acogimiento familiar es una medida tremendamente desconocida y está rodeada de falsos mitos. No solo se trata de sensibilizar a la población sobre que hacen falta más familias dispuestas a acoger, también hay que acabar con las falsas creencias. Y, por supuesto, debemos escuchar sin juzgar, desde la empatía y el respeto, como ya hemos comentado anteriormente. Todo esto es un trabajo de hormiguita que exige una estrategia de contenido con mucha constancia y una visión solidaria. Pero no solo eso, también necesita que conozcas muy bien la medida y que haya confianza profesional.

Aquí queríamos llegar. La confianza profesional. Desde Infania siempre nos han dejado trabajar. Esa escucha activa de la que hablábamos hacia los usuarios, es la misma que nos han dado en todo momento. De hecho, podemos decir que ha sido recíproca. Cuando entraron por nuestra puerta, yo, personalmente, no sabía qué era el acogimiento familiar, ahora me conozco la normativa de Andalucía y, si me apuras, las diferencias con otras comunidades. Es tremendamente importante confiar en la profesionalidad de las personas que trabajan para ti. Qué necesario es conocer y reconocerse en las capacidades.

A veces, nos han llegado clientes que tenían ciertas inquietudes sobre cómo íbamos a poder comunicar de un tema concreto como medicina, programación, arquitectura, etc, si no éramos especialistas en ello. Es comprensible tener cierto instinto protector con tu marca, lo entendemos perfectamente, y siempre tenemos claro que las personas especialistas en esa materia, son nuestros propios clientes. De la misma manera que sucede al revés, con quien no es especialista de comunicación. Por eso debemos trabajar juntos. Por eso preguntamos. Por eso nos tienes ahí al pie del cañón, pidiendo info, proponiendo temas, consultando dudas. Para que nos ayudes a despegar y te llevemos justo a la órbita que necesita tu proyecto. Esto funciona, como decimos, desde la confianza profesional. La arrogancia y la intromisión, no ayudan a tu estrategia, my friend.

Referente a nivel nacional

Si después de todo esto, sigues con la mosca detrás de la oreja preguntando por numeritos, déjanos decirte que es la segunda página con más seguidores en Facebook sobre acogimiento familiar a nivel nacional, siendo la primera la de Cruz Roja. Hemos de decir que el acogimiento familiar se gestiona de manera diferente según la localización. Infania trabaja principalmente en Málaga y, Cruz Roja, es la entidad encargada de gestionarlo en muchas ubicaciones como Barcelona, Almería, Murcia o toda Galicia o toda Castilla León. También estaría delante de otras páginas como la propia de la Junta de Andalucía sobre acogimiento o la de la Asociación Estatal de Acogimiento Familiar.

Buena prueba del alcance con el que cuenta Infania, además de su comunidad digital, son los mensajes y mensajes que nos llegan de todas partes del país, preguntando si el acogimiento solo se hace en Málaga o demandando información para acoger en su ciudad. También sería  la segunda cuenta de Twitter a nivel nacional. A su cuenta de Instagram le queda aún por crecer, apenas tiene un añito. Aunque, como decíamos, en esta materia, no hay competidores, todo suma, es necesario llegar a cuantas más personas mejor.

Lo que realmente importa no es al comunidad digital, sino conseguir más familias

No podemos terminar esta publicación sin decirlo alto y claro: lo más importante es conseguir familias para estos niños y niñas que están esperando. Nos dan igual todos los likes y todas las estadísticas si eso no se traduce en una sensibilización real. De nada nos sirve llegar a mucha gente si de ahí no obtenemos familias que quieran acoger. Así que, nos vas a permitir aquí mismo, que estamos hablando de comunidades digitales, que te contemos que en Málaga hay 300 niños, niñas y adolescentes que se pueden acoger. No se piden tantos requisitos como la gente piensa, no es adopción y no son niños y niñas conflictivos. Por favor, pásate por Soloquierounhogar.org y allí tendrás toda la info y testimonios de personas que ya han acogido. Te están esperando.

Categoría ~ Comunicación
Tags ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~